SIEMPREPRIMAVERA, una preciosa historia que hay que disfrutar

¡¡¡OS ACONSEJO QUE NO DEJÉIS DE LEER ESTA MARAVILLOSA HISTORIA QUE HOY OS CUENTO!!!

Mientras hojeaba HOLA FASHION una noticia me llamó poderamente la atención «DEL MERCADILLO A LA PASARELA, MUCHO MÁS QUE UN SUEÑO. LA HISTORIA DE DOS ESPAÑOLES QUE HAN PASADO DE VENDER SUS TOCADOS EN EL MERCADILLO DE IBIZA A VER CÓMO DESFILAN EN LA PASARELA DE NUEVA YORK». Y pensé ¡¡¡Dios mío, qué historia tan especial y bonita!! Y ya muy picada por el aguijón de esta apasionante historia, contacté con SIEMPREPRIMAVERA el 16/11/2015. Cheward me atendió muy amablemente y me emplazó a que habláramos en Febrero 2016 ya que estaban con muchísimo trabajo. Y así fue, el mismo 1 de Febrero Cheward me llamaba y empezábamos a hablar sobre su historia tan apasionante. Como ya la parte más externa la conocía por todas las revistas donde habían salido incluído un reportaje en RTVE, según iba conversando con Cheward e iba conociendo los detalles de la parte interior  que es lo que más me llamaba la atención, me iba enamorando más y más de esta historia. Os dejo el enlace a su web aquí y os dejo un pantallazo, como siempre hago, para que la identifiquéis enseguida y algunos de sus trabajos, para que veáis lo que hacen.

logo

Me siento inmensamente afortunada de haber podido disfrutar de la esencia de SIEMPREPRIMAVERA en directo y en primera persona; ha sido un cúmulo de sensaciones con las que he vibrado y disfrutado desde el principio. Y quisiera transmitiróslo así, pero Cheward preparó un resumen de esta vivencia y está tan, tan, tan bien escrito y detallado que siento que no me debo meter ahí;  él narra en primera persona todo lo que han vivido Carmen y él y lo respeto tanto, que cuando le pregunté si lo podría usar en mi post y me dijo que sí, sentí una alegría inmensa porque el escrito que seguidamente os copio, es la verdadera esencia de dos personas especiales, con talento y esfuerzo y con una preciosa historia vivida. Por favor, leedlo, es realmente apasionante y la narración de la que no he quitado ni una coma y el fondo que tiene, son espectaculares.

«Un antes y después de nuestra agradable aventura en la fashion week de New York.

Para ello y contextualizar ésta historia, quizás remontarnos a años previos de que esto ocurriera,cuando Carmen( mi mujer) y yo nos conocimos en la isla de Ibiza. Ambos veníamos de profesiones distintas, aunque trabajábamos en la misma empresa:ella trabajaba en la oficina y yo llevaba coches de lujo.

Lo siguiente que llegó a nuestras vidas fue el amor y en consecuencia el comienzo de la maravillosa relación que hoy en día tenemos. Nuestras vidas comenzaron a compartir espacios divididos, entre Cantabria en la temporada de invierno, e Ibiza en la de primavera-verano,dejando atrás nuestras antiguas profesiones, por parte de Carmen porque en mi caso, necesité de más tiempo, hasta dejar completamente el tema de conductor.
Comenzamos a participar en un Mercadillo de la Navidad, muy tradicional en Santander, durante el mes de Diciembre hasta después de los Reyes Magos. Allí, surgió la idea de crear por medio de la fantasía floral, accesorios y todo lo que diera o realzara la belleza femenina, sobre todo sombreros ,diademas,gorros, tiaras…

El público nos iba marcando el camino premiándonos nuestro esfuerzo y buen hacer con su fiel y continuada presencia año tras año. Así que nuestra ruta estaba fijada: todas las Navidades nos las pasábamos creando colecciones de invierno que evocaban muchos de ellos a décadas de hace mucho tiempo atrás; en temporada estival, lo transformábamos por tiaras con colores llenos de vida,sombreros  y pamelas llenos de romanticismo, adornos florales recordando la época flower power,en fin, ilusiones de tiempos pasados en momentos actuales.  

Este verano, nos dieron una plaza en el mercadillo del puerto de Ibiza, lugar emblemático donde se reúnen la mayor parte de los turistas por motivos obvios: yates de placer que su lujo no tiene nombre,zona de paseo para mirar y que te miren ,terrazas de parada obligada cuando la sed aprieta o el hambre aconseja hacer un alto, tiendas donde comprar vuelve loca a la razón…

Habíamos tenido un verano muy bueno, probablemente en todos los sentidos; a pesar de ser un puesto de dimensiones muy pequeñas, la vida nos había sonreído:personas de todas las nacionalidades habían pasado por nuestro puestecito,futuras novias se interesaban por la posibilidad de que las hiciésemos algún adorno y otras nos encargaban aquellos arreglos florales que más tarde llevarían en uno de los días más importante de sus vidas, chicas del mundo del espectáculo se arrimaban muchas de ellas por oídas a que las preparásemos algo muy especial para su look de trabajo;participábamos en varios desfiles de moda con nuestros productos y sobre todo ilusionante creatividad, niñas y adultas hechizadas como algunas de ellas decían por la magia de aquel diminuto pero embrujante espacio lleno de luz y de color….

Un día de finales del caluroso agosto, a la altura del saludo nocturno, llegó al puesto una chica cautelosa en sus formas y llena de esplendor en su mirada. Atenta a cualquier pequeño detalle de todos los distintos modelos que teníamos aquel día expuestos en el puesto,sin llamar ningún tipo de atención,nos pusimos a hablar de lo que más la gustaba. Para entonces, nos habíamos percatado de quien se trataba, inconfundible por ser quien era, Sarah Jessica Parker.

En breves momentos, se empezó a remolinar cantidad de personas que pasaban por allí, dándose cuenta de que en sus  retinas se iban a llevar a alguien perteneciente a lo que vulgarmente se conoce por personaje famoso ; a pesar de ello, Jessica sostenía su atención en lo que había venido a buscar, nada la despistaba de lo que parecía tener tan claro. Amable,tranquila en intentando pasar desapercibida gestionó aquel tiempo compartido de una manera totalmente natural. Aquella media hora , dio para mucho, quizás fraguó lo que más tarde pasaría. Eligió  un par de arreglos florales y mostrándonos su entusiasmo se despidió de nosotros y se fue.

No obstante, ésta separación duro a penas unos minutos; al cabo de los cuales volvió con una mujer ,desconocida hasta entonces por nosotros; elegante,hablaba español más o menos fluido,lo cual nos acercaba más aún a  aquel rato que iniciaba lo que más tarde acabó pasando.

Esta señora acabó haciendo una pequeña gran compra. Iba separando las cantidades por colores y unidades del único modelo que eligió. Por su manera delicada y puede ser que sensible a la hora de tratar el género, e incluso con un objetivo visible aunque desconocido para nosotros,  motivó  que la comentáramos, que lo que se llevaba lo había hecho mi madre durante todo el invierno, con sus 92 años, vísperas de fallecer el pasado mes de Mayo.
En aquel justo momento se produjo algo en la conversación que quizás tenga que ver con emoción, pelos de punta,corazón etc ,algo de lo que no se ve, aún así se siente.

Las dos se giraron,como sorprendidas o quizás identificadas con aquella al menos emotiva para nosotros historia. Así, mostró interés preguntándonos el nombre de mi madre, al cual Nieves la respondimos. Una pequeña multitud iba siguiendo de cerca el doble famoso acontecimiento; sí que es verdad, que hubo más que palabras, por ejemplo, me acuerdo de un momento que la sugerí a Carmen que si las cantaba  una de las canciones que a mí tanto me encanta cuando se suelta la melena, Córdoba resuena cada vez que su voz evoca su origen; así ni corta ni perezosa, se arrancó,haciendo que las tripas celebraran todo lo que estaba sucediendo. Después de que pasara el tiempo, se  despidieron de nosotros  con un cariñoso abrazo.

Rápidamente, se acercó una chica interesada por alguna de nuestras creaciones ; había vivido en segunda fila todo lo acontecido; nos comentaba la suerte que habíamos tenido porque una persona tan famosa en el mundo de la moda se hubiera fijado en nosotros. La curiosidad se hizo presente y aprovechamos para preguntarla cual era el nombre de la que para ella, fuera tan importante y nos contestó Diane Von Furstenberg, una de las diseñadoras de moda más relevantes del momento. .
 
A los tres o cuatro días, estábamos en casa elaborando parte del futuro trabajo, como hacíamos todas las mañanas y sonó el teléfono; se trataba de Diane que llamaba desde New York. ¿ Eres el hombre de Siempreprimavera? Preguntó espontanea y elocuentemente. Llamaba para decir que quería aumentar el pedido que nos había hecho y también para confirmar que iba a poner el nombre de mi madre en su honor, a uno de los vestidos de su colección para la próxima primavera, en la  Fashion week de New York.

Después de colgar el teléfono e impulsado por los acontecimientos, la comenté a Carmen que lo mejor que podíamos a hacer era llevar nosotros mismos  el encargo  y vivir aquella especie de película en primera persona. La escribimos un mensaje contándola nuestros planes y además preguntándola si podía conseguirnos algún tipo de acreditación para no perder ni un detalle de lo que iba a suceder.
Sin márgenes de tiempo recibimos su contestación,alegando que si así fuera ,lo mejor que podíamos hacer era presentarnos con una maleta llena de flores para preparar en vivo los accesorios florales que iban a llevar  las modelos más famosas del momento actual.

Cada vez más, el misterio iba aumentando en forma, la historia dejaba de ser contada para ser sentida; empujados por lo que algunos pueden llamar destino,sin embargo para nosotros algo tenía que ver con otras causas, como el empuje quizás de mi madre contenta por lo que estaba pasando. Después de decidir que nos íbamos a New York, sin demasiado tiempo para pensar que estaba sucediendo,hicimos los preparativos necesarios, marcamos el nuevo rumbo y con una maleta llena de flores nos presentamos en la Gran Manzana.      
 
   Una vez llegamos, tuvimos que pasar el control de inmigración; allí sucedió nuestra primera anécdota puesto que el policía nos pidió que le mostráramos la maleta que venía tan florecida. Por el motivo que fuera no había manera de abrir aquel candado; aquel hombre de cara seria nos miraba con detenimiento y a saber que más; al cabo de pasados unos minutos, apareció con una especie de tenazas de más o menos un metro de largas; tras su merecido esfuerzo y rotura de aquel rebelde candado lo abrió y posiblemente descansó. Cambió su gesto por una preciosa sonrisa y nos deseó suerte en los siguientes días.
Salimos al hall de entrada y allí nos esperaba un hombre que nos llevaría en  un coche de ensueño al estudio de Diane.

Sin dormir aunque muy animados, después de conocer a parte del equipo y saludar una vez más muy cariñosamente a Diane, éramos uno más, trabajando durante tres días en aquel precioso proyecto.

El domingo trece era el gran día. Varias horas antes de que empezara la pasarela tuvimos que ir a seguir preparando los últimos detalles, ya entre bambalinas, y a la cercanía de nervios sueltos en aquel gran espacio, maquilladoras , peluqueros que iban y venían,ayudantes de vestuario acicaladas para tal ocasión. En medio de tal vertiginoso acontecimiento estaba Siempreprimavera, aunque no había tiempo de mirarse al ombligo, nuestro trabajo no había finalizado, la atención seguía presente. Cuanto más nos acercábamos a la hora señalada, más televisiones venían a  entrevistar a Diane, que una a una, iba explicando lo que para ella representaba  aquella maravillosa colección de primavera.

Llegó el momento de la verdad, la música empezó a sonar marcando el pistoletazo de salida; la chica que abría el primer desfile de la pasarela de New York, Karlie Kloos, parece ser que una de las más importantes del estrellato mundial de la moda ,alta, de figura elegante,sutil y generosa en su caminar, llevaba puesto un vestido en tonos rosas  precioso; su caída marcaba formas románticas que iba llenando el espacio cuando abría algo más que aquel desfile. Pues bien, ese vestido se llamaba NIEVES,que pasada verdad? Para nosotros, era un momento donde los pensamientos dejaban paso a los sentimientos…

Nuestro trabajo había finalizado. Antes de acabar aquel largo día,nos vinieron a felicitar varias personas implicadas en aquel derroche de creatividad y esfuerzo colectivo. Asistimos a una cena  de celebración invitados por la misma Diane y nos retiramos   pendientes de una cita para el día siguiente con las responsables de la dirección de D.V.F., aplazando para un futuro muy próximo una posible colaboración con las más de quince tiendas que tienen en los Estados Unidos.

Con cierto vértigo quizás  y todavía  hormigas  en la boca del estómago,hemos vivido una experiencia cercana a los sueños o a ése lugar donde las preocupaciones de la vida dejan paso a otra cosa que no tiene muy claro el nombre: nos han tratado de igual a igual, en los sentidos amplios profesionales y humanos; viniendo de los estratos más bajos en la pirámide de la venta, es decir, de un mercadillo, sí de un espacio de apenas un metro cuadrado donde montas y desmontas todos los días, donde hay personas que te regatean un euro como si todo ello fuese la misma vida,donde si el clima conlleva la lluvia recoges y te piras a toda prisa, donde el producto artesano como en nuestro caso pasa a veces por valores casi surrealistas, en el sentido de que la apreciación de lo hecho a mano pasa al anonimato de ver que es lo más barato,en fin, ahora queda nombrar lo más importante, elogiar la gratitud de lo vivido,resaltar a cuantos han hecho posible  que esto suceda,  aunque su nombre no den la cara, y acabar diciendo que afortunadamente Siempreprimavera sonríe en las cuatro estaciones. «

Os escribo también, parte de la entrevista que le hice a Cheward, mirad las respuestas:

  • MART BERNABEU: ¿En qué año empezásteis?
  • CHEWARD: Siempreprimavera se inició en dos partes, hace 11 años en la temporada de invierno y hace 4 en la de verano.
  • MB: ¿Por qué flores, ya conociáis el sector?
  • CH: Las flores es un complemento que amplía la belleza de la feminidad
  • MB: ¿Por qué el nombre «SIEMPREPRIMAVERA»?
  • CH:El nombre Siempreprimavera, representa el florecimiento perenne de la vida en la mayoría de los sentidos.
  • MB: ¿Carmen ha sido siempre artesana?
  • CH:Carmen ha desarrollado varias actividades previas, vinculadas a la decoración.
  • MB: ¿Por qué fuisteis a Ibiza, por qué no otro lugar?
  • CH: Quizás Ibiza apareció en ambos casos, por motivos de destino propios al mismo destino….
  • MB: ¿Qué significa cada diadema que fabricáis?
  • CH:Romanticismo ajeno al tiempo, ilusión de una mujer en un momento determinado; una boda por venir, una noche con su forma de luna llena, un vestido buscando pareja, un sueño antes de que salga el sol…
  • MB:  Nieves, tu madre, estuvo con vosotros desde que empezasteis?
  • CH: Nieves formaba parte de Siempreprimavera. Una de sus actividades era hacer las trenzas de los arreglos que Diana Von Fustenberg eligió para su pasarela de New York
  • MB: ¿Cuál es la esencia de SIEMPREPRIMAVERA?
  • CH:Quizás, es más una manera de vivir, que tiene que ver con creer que se puede en lugar de dejar al no, bostezar como forma de una rutina; o también dejarse llevar un poquito más por la voz que dice que el norte y el sur apuntan hacia el mismo lado; o por la impronta que no entiende de un resultado por lo que digan los demás….en fin, donde siempreprimavera sonría en las 4 estaciones
  • MB: ¿Cómo se supera ese momento de vértigo cuando eres consciente de que habéis vivido algo muy grande?
  • CH: Sí que es cierto que ha sido una historia muy chula, sin embargo la magnitud de ello desaparece cuando se deja de poner atención; de hecho es algo que toma forma cuando se habla de ello o algo lo trae al recuerdo…
  • MB: ¿Os ha hecho felices esta historia que habéis vivido?
  • CH:Esta historia ha emocionado a la propia emoción. Ha habido un gran reconocimiento profesional, también ha permitido que las caricias de mi madre hayan susurrado a la brisa del sentir muy sutil, hemos viajado con la ilusión de no querer encontrar nada.

Podéis ver un video precioso de esta maravillosa historia en su facebook o pinchando directamente aquí

Y ahora, juntemos a los protagonistas. Sara Jessica Parker, que tuvo esa sensibilidad de descubrir las maravillas de productos que hacían SIEMPREPRIMAVERA, Diane Von Furstenberg que supo apreciarlos, valorarlos y usarlos, no nos olvidemos de Nieves, la mamá de Cheward a la que me imagino sentada trenzando uno a uno esos cordones que iban a desfilar en primera clase, infinita su ayuda, inmenso que eligiera Diane su nombre NIEVES para el primer vestido de su desfile, por supuesto y por siempre, Carmen, esa cordobesa guapa donde las hay, con esa creatividad tan maravillosa y con esas manos para crear con tanta delicadeza y por supuesto y por siempre, Cheward, con esa sensibilidad tan grande para lograr que todo esto que os ha contado, llegue a nuestros corazones.

Es una historia llena de sensaciones, todos y cada uno de los protagonistas han demostrado que nos mueven los pequeños detalles, que nos llegan las historias de amor, que en este mundo en el que vivimos, podemos hacer de lo pequeñito algo muy grande y que con mucha humildad y con corazón, podemos disfrutar de todo ello.

Espero que os haya gustado y sobre todo, que os haya llegado muy dentro. Para mí, ha sido un auténtico placer haberla vivido más de cerca gracias a las charlas con Cheward, que tan amablemente me ha ayudado a transmitirlo. Muchas gracias a todo el equipo de SIEMPREPRIMAVERA, sois ¡¡¡¡una auténtica maravilla!!!

4 comentarios

  1. Marta, como me gusta todo lo que nos cuentas. Muchas gracias guapa!

    • Carmen, y cuánto me gusta a mi que disfrutes con ello y que me lo cuentes. Gracias a ti por seguirme y estar ahí a mi lado. Un abrazo.

  2. Preciosa historia y preciosa pareja .Su exito bien merecido, y el mejor de mis abrazos para ellos ,

    • Totalmente de acuerdo contigo, no sabes lo bonito que ha sido conocerles y escribir su historia…¡¡¡todo un lujo!!! Gracias por escribirme.

Responder a Carmen Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *