PREPARANDO UNA BODA

Erase una vez una pareja encantadora no, lo siguiente, con dos niño,s y de repente, él sabiendo que era la ilusión de ella, le pide que se casen… ¿¿¿a que es precioso??? Me lo cuentan y me piden que les ayude con la preparación de la boda.

Preparando una boda: Manos a la obra con las invitaciones

Primero hablé con ellos detenidamente para que me contaran cómo querían hacerlo, qué ideas, etc. Los niños ya con cierta edad, iban a tener mucho mucho protagonismo, así que les pedí que de forma distraída y como quien no quiera la cosa, le pidieran al niño mayor que les hiciera un dibujo de la boda y esto fue lo que pintó:

ESCANEADO IMAGEN

Dibujo inicial del niño

Con ese dibujo y algunas modificaciones, cambié de tamaño al niño y a la niña y ahora faltaba un texto, algo que hablara de la boda, de que era una invitación. Cuando les pedí si tenían algo especial, algo como la letra de una canción o de un libro, no dudaron un instante en que querían que figurara este texto.  Es una de sus canciones preferidas de Ismael Serrano y como el color que querían que predominara era el granate, se imprimieron en dicho color con el sobre a juego. Como toque final, se unieron las dos caras con un lazo en granate y cinta de paja. En otro folio se reflejaba la cita con todos los detalles con el plano del lugar del evento. Desde luego, la invitación de boda quedó muy muy original y gustó mucho. Era distinta a las demás y muy especial para ellos, sobre todo para el niño, que se sintió muy protagonista de la historia de sus padres. Os lo enseño:

texto ismael serrano

texto de la segunda cara (texto de la canción de Ismael Serrano)

invitacion final

imagen final de la primera cara y detalle sobre

Manos a la obra con la forma de llevar los anillos

Les sugerí, siguiendo el hilo del protagonismo de los niños, que fuera el mayor quien llevara los anillos… no querían ni cesta, ni cojín, ni nada parecido, sólo que no se le cayeran. Se me ocurrió buscar una cajita y le fabriqué dos almohadillas con sus lazos, de esa forma, ni se caerían ni nada, fue perfecto. Mirad qué mono quedó:

Cajita para anillos

Detalle interior cajita porta anillos

Manos a la obra con los regalitos para invitados

Tenían muy claro que querían algo de chocolate, algo para mujer, algo para la casa y algo para los niños, así que me puse con ello y esto fue lo que les conseguí y lo que finalmente decidieron regalar.

Me pareció una idea fantástica que según fueran llegando los invitados a cada una de las habitaciones, tuvieran su regalito preparado y gustó mucho, tanto el detalle como el regalo en sí. Así fue el proceso de preparación de los regalos.

listas para llevar

listas para llevar

Para los niños se preparó una flor de chuches y una taza hecha con pizarra para que pudieran pintarla.

Manos a la obra con el árbol de firmas de los invitados

Se me ocurrió prepararles un árbol de firmas; pinté en un lienzo un árbol, compré las tintas en tonos ocres, verdes y marrones y preparé instrucciones en dos marquitos. El día de la boda, se preparó en una mesa del salón en un caballete, con los tampones de tinta para que los invitados fueran poniendo su huella en el árbol, luego puse alcohol, algodón y papeleras, fue muy divertido ese momento.

¿¿¿Qué os ha parecido??? Espero que os haya gustado muchísimo, a ellos, les encantó. La verdad es que fue una boda de ensueño. Yo particularmente, disfruté muchísimo con toda la preparación de todo lo que hice y fue un verdadero placer que contaran conmigo para ello. Les dí las gracias en su momento y aún hoy, sigo agradeciendo la confianza depositada en mi.

“Hagas lo que hagas, hazlo con pasión”

2 comentarios

  1. Nunca antes había escuchado ideas así! Gracias por tu aporte! Seguro que a partir de ahora mis regalos son más originales y divertidos

    • Muchísimas gracias por tu amable comentario. Es un placer que me escriban personas como tu, contándome que se sorprenden con mis ideas, dándome las gracias y creyendo en mi.
      De verdad, las gracias enormes van para tí por tus palabras. Mil millones de gracias. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *