PON UNA FALDA DE TUL EN TU VIDA

¡¡Verás que prenda tan polivalente!! Es digna de nuestro armario.

Una falda de tul es esa prenda que vale absolutamente para todo. ¿Os acordáis el 22 de Mayo de 2004, cuando se casaron Leticia y Felipe de la entrada de Rania de Jordania?  Creo que fue la invitada que lució más espectacular, llevaba una blusa blanca de seda muy sencilla y una falda de Givenchy de tul combinada con encaje; a todos nos enamoró esa sencillez y esa falda. Este era su look

RANIA DE JORDANIA FALDA DE GIVENCHY
Los que seguimos la serie «SEXO EN NUEVA YORK» anduvimos locos cuando vimos a Sara Jessica Parker con esa falda de tul paseando tal cual; os lo recuerdo con esta foto.

GETTYIMAGES
He de decir que hay que tener un poquito de precaución al llevarla, como todo en la vida. Hay que buscar el tipo, color, forma, etc. que mejor se adapte a nuestro cuerpo. Por ejemplo, una mujer con una cintura muy finita y con la parte superior de su cuerpo bien proporcionada, se puede poner perfectamente una con vuelo aunque sea ancha de caderas, pero una mujer con cintura ancha debe disimularla y debe llevar menos vuelo. Permite combinaciones dispares y todas ellas estupendas; lo mismo puedes llevarla con una camisa blanca de seda y darle el toque con ella, que puedes ponerte una camisa vaquera o un jersey de lana o meterle una cazadora de piel. Los largos son todos posibles, las hay largas, midis, cortas; a mi particularmente me encantan las que dejan ver las piernas lo justo para que se vean los zapatos maravillosos que llevemos y un poquito más larga hacia atrás. Respecto al volumen, las hay tremendamente voluminosas o simplemente con caída y con el mínimo vuelo. Sinceramente, me parece una auténtica maravilla de prenda, permite llevarla de muchas formas distintas. Las puedes lucir un día de diario, si vas bien combinada, sin estridencias y con look cuidado, también lucen de lujo con este estilo tan «boho chic» que vivimos hoy en día, con botas para darle un toque más informal o las puedes lucir en un evento ya un poquito más arreglada. Respecto a colores, yo optaría por la negra que me parece fantástica o si no, elegiría tonos pastel o maquillaje, beiges, rosas empolvados…sencillamente deliciosos.  Ah, una cosa importante, es fácil de encontrar, la tienen en muchos sitios y en Internet la podéis encontrar en distintos portales de compra como Asos, por ejemplo. Pero si no dais con ella, es muy muy fácil hacerla. Hay gente maravillosa en el mundo que comparte tutoriales para poder confeccionarla y si sois mañosas y tenéis máquina en casa, no tardáis nada en hacerla, además de contar con muchas modistas que os la harán sin problema. Respecto a dónde comprar el tul, os aconsejo que vayáis a la Plaza de Pontejos si estáis en Madrid, allí mismo está el Gato Negro y también podéis coger la calle Esparteros donde tenéis un montón de tiendas. Un poquito más caro pero tejidos maravillosos, en la calle Atocha, tenéis dos tiendas de telas de toda la vida que son Paredes y Ribes&Casals. Y ahora os dejo con varios modelos que os he seleccionado para deleitarnos con la vista.

¿Qúe os ha parecido? ¿habéis disfrutado con estos modelos que he buscado para vosotras? Podréis ver las distintas formas de llevarlo, los largos, los colores, todo lo que os he contado antes. Es una prenda estupenda ideal para tener en nuestro armario y cada vez se puede lucir de una forma distinta. Si tenéis niñas y queréis dar un golpe de efecto estas Navidades en esas fiestas familiares, intentad ir iguales la madre y la hija ¡¡¡me parece muy divertido!!! y no tendréis problema ya que estas faldas las tenéis para niñas de todos las edades y en muchos colores.

¡¡¡Pon una falda de tul en tu vida y disfruta como nunca!!!

Os deseo feliz Lunes y feliz semana!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *