PENDIENTES DE PERLA, ORIGINALES Y DIVERTIDOS …GRACIAS A DIOR

¿NO QUERÉIS LLEVAR LOS PENDIENTES DE PERLA CLÁSICOS? PUES HAY SOLUCIÓN CON ESTA FORMA TAN DIVERTIDA Y TAN DISTINTA… SEGUID LEYENDO

Yo soy de perlas, de siempre y perla blanca de toda la vida; me parece que van con todo y te iluminan la carita, te dan mucha más luz. He de deciros que también me he cansado más de una vez pero no encontraba alternativas a posibles cambios, bola plateada o dorada o de colores hasta que encontré los pendientes de dos perlas o perlas asimétricas. Éstos son los que yo me compré:

BOLAS PLATEADAS Y DORADAS

BOLAS PLATEADAS Y DORADAS

 

Son una maravilla y me han permitido cambiar a plateados y dorados, aunque por supuesto también lo tengo igual en perla blanca. Si os fijáis bien en la foto, la bola pequeña es la que se pone por delante del lóbulo y la grande hace de cierre pero se ve por detrás, con lo que conseguimos un toque mucho más divertido al verse el lóbulo de nuestra orejita por en medio. Quedan así:

Hay miles de alternativas, de distintas formas, con colores, en mate, en brillo, con piedrectias incrustadas, incluso con la bolita de atrás más separada o formando un arco, sólo tenéis que elegir el modelo o los modelos que más os gusten y combinarlos.

Estos pendientes han marcado tendencia por la originalidad en la forma de llevarlos,  se llevan colocando la bola pequeña delante y la bola grande detrás. Éste diseño muestra la perla grande asomando detrás del lóbulo dando un look moderno y atrevido y definitivamente rompen la estética de los clásicos pendientes de perlas.

Pero ¿queréis saber quién los creó y su origen? Pues os lo cuento, porque se merecen mención de honor desde luego.

Pertenecen a la línea Mise en Dior y fueron diseñados por Camille Miceli, Directora Creativa a cargo de la joyería de la casa Dior para la colección Otoño Invierno 2013-2014. Podéis verlos en su página web oficial, pinchando en este enlace

DIOR

Originales de DIOR

Como podéis ver en el enlace, no son caros para ser de Dior porque las perlas blancas tienen un precio de 280€ y si tenemos que hacer un regalo de este precio o darnos un capricho, pueden ser una buena alternativa. Contaros a modo anecdótico que las perlas son sintéticas para conseguir esa redondez tan perfecta y además serían extraordinariamente carísimos.

Pero para nuestro día a día, los tienen en muchas tiendas en casi todas diría yo y siguen de plena tendencia y me atrevería a decir que se quedarán mucho tiempo con nosotros. A mi particularmente me parece que quedan requetemonos, favorecen muchísimo y son muy divertidos. Animaros a compraros un par, o dos, o tres…porque os los pondréis muchísimo.

¡¡Feliz Miércoles!!!

…estaremos como niñas con pendientes nuevos….

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *