¡¡ME VOY UNOS DIAS!!

Os dejo por unos días, me voy de vacaciones y me despido con este post lleno de nostalgia por la cartas escritas a mano…

Llegó mi momento de vacaciones, me voy a descansar y a desconectar, me voy a perderme en esos momentos mágicos de los maravillosos veranos, leeré, escribiré, oiré música, bailaré, charletas con amigas de toda la vida, cafés interminables, verbenas de pueblos, playa, mar y arena, estupendos amaneceres y atardeceres….mmmmmhhhhh!!! sencillamente delicioso. Este año toca así, no tengo ganas de viajar y conocer otros sitios, ya haremos viajes en otro momento. Y al final, sin ni siquiera organizarlo voy a tener un verano estupendo entre Alicante, Valladolid y Cádiz. Eso sí el trajín de maletas y de kilómetros no me lo quita nadie, pero ya sabéis … ¡¡¡sarna con gusto no pica!!!

Así que con este post de hoy me despido por unos días hasta Septiembre que volveré con mis posts para seguir contándoos muchas cosas sobre moda, decoración, regalos y mucho más y espero que os sigáis quedando conmigo en este nuestro pequeño rincón donde compartimos tantas cosas.

Y hoy, os quiero dejar con algo curioso, algo que se nos está olvidando y he querido de alguna manera prestarle atención. Y es la escritura, algo tan simple como escribir a mano. Cuando estos días pasados he hecho algún curso online y he tomado apuntes, me he dado cuenta de la degeneración que ha tenido mi letra; era una letra preciosa, redondita con trazos firmes y sobre todo, que se entendía y ahora, ni se entiende, ni es bonita, se ha desordenado y está como atontadita perdida….¡¡¡qué horror!!! y ¡¡¡qué pena!!! y es que claro, como no escribimos nada a mano en estos tiempos pues es normal que vayamos perdiendo velocidad, claridad y glamour en nuestra escritura.

Y hablar de escritura y hablar de vacaciones, me lleva directamente a recordar cuando nos escribíamos cartas y postales…qué nostalgia de estos tiempos, ¿os acordáis de la ilusión de abrir el buzón y recibir una carta? era una auténtica maravilla!!! cartas de ese amor de verano, cartas de esa amiga estupenda…la verdad es que era alucinante recibir algo tan simple como una carta.

Y ahora que hablo de cartas, no existirían sin los buzones de cartas. Pero qué feos, funcionales y tristes son los de nuestras casas ¿verdad? Y ahí es donde quiero llegar, a los buzones. ¿os parece extraño que hable de ello? sí, es verdad pero cuando veais los buzones que os propongo hoy, entendereis el por qué se merecen nuestra atención y me parecía divertido compartirlo.

Imaginaros recibir cartas en buzones como éstos:

¿Qué os han parecido? Si recibimos una carta ya es un lujo, pero si encima tenemos unos buzones como éstos tan divertidos y originales, ya es el no va más…me han parecido una cucada, la verdad y sobre todo, es un guiño de nostalgia a esos tiempos en los que recibir una carta nos parecía la quinta maravilla. Y también es una propuesta de un plan que yo ya tengo previsto para empezar en Septiembre y es escribir, todos los días, a mano y a modo de diario o de libro, no sé aún le tengo que dar forma pero me apetece un montón y además voy a recuperar mi pluma con cartuchos de colores rosa, azul, verde… me encantaba escribir con pluma!!!! así que me voy a preparar un estupendo cuaderno, bien bonito, lo voy a personalizar y va a ser precioso y divertido escribir todos los días en él.  ¿os animáis a probarlo conmigo?

Os deseo de todo corazón y con todo cariño un muy feliz Agosto, disfrutad mucho y no dejéis de sonreir en ningún momento, que la vida se nos pasa volando y hay que vivirla sonriendo que es más vida. ¡¡¡¡Hasta la vuelta, un abrazo enorme!!!

FullSizeRender

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *