HOTEL AF PESQUERA ¡¡¡UNA MARAVILLA PARA VIVIRLA!!!

¿Quieres que te enseñe un lugar muy especial? Sigue leyendo, te va a encantar…

Érase una vez un hombre que se llamaba Alejandro y ¿qué era o a qué se dedicaba? pues a trabajar porque si con algo se le puede definir es diciendo que es un trabajador incansable. Él es Alejandro Fernández, creador de uno de las vinos que lleva el nombre de una de las bodegas más emblemáticas de la Ribera del Duero, TINTO PESQUERA. Es el alma mater del grupo Pesquera que actualmente cuenta con 4 bodegas.

Empezó desde muy pequeño con su padre, aprendiendo todo el arte de elaboración del vino con pequeños viñedos y más como tradición familiar; pero resultó ser que esa tradición se convirtió en un sueño y ese sueño en realidad; quería tener su propia bodega y fabricar buenos vinos. Y en 1972 concretamente empezó con su bodega en Pesquera de Duero (Valladolid) en un pequeño lagar. Y desde esa fecha, no ha parado de conseguir éxitos, premios y mucho reconocimiento.

Quería contaros 2 cosas curiosas, que yo había oído o leido en algún sitio y  después de informarme os lo cuento; una es la amistad de Alejandro con Julio Iglesias que  surge al principio de crear su primera bodega, Tinto Pesquera y después de que Robert Parker calificara el Pesquera como el “Petrus español”; así que Julio después de probar y gustarle tanto el Tinto Pesquera en uno de sus viajes, se pone en contacto con Alejandro y desde entonces mantienen una buenísima amistad. Y otra cosa curiosa era que no fue el primero en hacer tinto , ya que antes ya existía Vegasicilia , pero Alejandro Fernández fue uno de los impulsores de la DO Ribera del Duero, ya que al principio en lo que hoy conocemos como Ribera del Duero sólo estaban Tinto Pesquera, Protos y Vegasicilia, asi que gracias a estas bodegas tenemos lo que hoy conocemos como la DO Ribera del Duero.

Si tenéis un poquito de curiosidad por saber más sobre este bodeguero, os remito a su página web y también os dejo un enlace de una entrevista que he leido en internet, que me pareció muy tierna e  intimista, aquí lo podéis leer.

Bueno, todo esto que os estoy contando era para hablaros de esta persona, contaros quién era y lejos de tener ese sueño y encima cumplirlo, tuvo otro y éste en concreto es del que hoy os quiero hablar más ampliamente y  al que dedico este post.  Ese sueño era montar un hotel y ¿dónde? pues en plena Ribera del Duero, exactamente en Peñafiel (Valladolid),  una de las principales regiones vinícolas de España y al pie mismo del maravilloso Castillo de Peñafiel, en un antiguo edificio que era una harinera de 1922, que han rehabilitado de una forma impresionante, manteniendo esos toques de otro siglo y aportando otros nuevos modernos.

Tuve ocasión de conocer el hotel  porque celebramos un desayuno sorpresa a uno de mis familiares, que resultó ser un auténtico placer por toda la atención recibida de “10” para algo tan sumamente sencillo; y nada más entrar, me dije ¡¡¡esto es una maravilla digna de ser contada!!! y enseguida me puse manos a la obra: pedí permiso para ver si no les importaba que escribiera sobre ello, si podía verlo todo, si podía sacar fotos y si podía hablar con alguien que me contara más cositas sobre ello. El equipo de personas al frente de recepción es un lujo, todas las personas con las que hablé incluída alguna que ya es la tercera generación de la familia de Alejandro Fernández, todas ellas me han atendido estupendamente bien; ya os digo, estupendo equipo.

¡¡¡No sé por dónde empezar a contaros!!! ¡¡¡Hay tanto que contar!!! Bueno, vamos a entrar y con fotos os voy a ir descubriendo todas mis sensaciones. Mirad el exterior, ya sólo con verlo por fuera es como que inmediatamente te preguntas cómo será el interior….

A partir de cuando entras, a un lado recepción con un mostrador totalmente distinto a lo típico que se ve en otros hoteles, mucho más moderno y a la vez muy sencillo. Una gran puerta que deja paso al jardín interior, con una luz impresionante y al otro lado una zona de estar que los ojos no paran de ver cosas tan preciosas como los sillones en tonos morados, rosas, la piedra de la pared, el detalle de una preciosa alfombra, las lámparas…es una maravilla!!! Ahhh y una vitrina con vinos de las bodegas y objetos varios que se pueden comprar de recuerdo; os cuento una cosa que me fascinó y es la pasión de Alejandro por las flores…¡¡¡como yo!!! todos los días lleva flores a la recepción y según me cuenta Inés, tienen que estar hasta bien arriba de agua en el jarrón dicho por él mismo y no falla ni un día con su visita al hotel porque se preocupa por todo y con las flores de sus fincas les llena de alegría la recepción ¿¿no os parece adorable este detalle??? Deciros también que predominan los tonos morados que nos recuerdan a las uvas….

Ya de paso a las habitaciones y demás salas, todo es un gusto exquisito para la vista. Esa combinación de la piedra de 1922 que se ha mantenido para juntarla descaradamente con una serie de toques modernos como la cartelería, los tonos rosas, o la iluminación de los pasillos…

Detalles de las habitaciones, variedad, hay suites, lofts, habitaciones con salón… para elegir y todas ellas amplias y con infinidad de detalles en las tapicerías o en las mamparas de los baños. Esa foto que os pongo con vista es desde uno de los loft, con esa ventana y con esa vista al castillo mmmmmhhh ¡¡¡qué maravilla!!! Una curiosidad, no existe la habitación nº 13 !!!

Mi habitación favorita ésta que os dejo a continuación!!!! La primera foto es la que figura en su web y las otras son mías…os las dejo para que veáis qué chulada, cama con dosel y el baño con una lámpara de araña negra ¡¡¡¡qué supertoques!!!

Y ahora el jardín exterior, que tiene en el centro una fuente muy bonita, moderna y especial.

Y luego hay una bodega super chula con todos los vinos del grupo Pesquera, hay enoteca, hay salas de lectura, hay restaurantes, hay spa … no os lo puedo desvelar todo por aquí porque quiero que vayáis a descubrirlo algún día y que lo podáis disfrutar, ya que es un sitio muy especial e ideal para sorpresas, celebraciones, eventos varios sin olvidar que está a tan sólo 180 kms de Madrid y que tenéis infinidad de actividades como visitar las bodegas, paseos varios, visita al Museo del Vino… y para los caminantes y amantes de la naturaleza tenéis un lugar único y especial que es la Senda del Duero, en total son 39 kms. pero podéis hacer tramos pequeños y de verdad os lo recomiendo porque es auténticamente bonito pasear junto a nuestro querido río Duero entre árboles y puentes, con paisajes espectaculares y ver la caída del sol entre ellos ¡¡¡una auténtica delicia!!!

Visto en GOOGLE

Bueno, queridos lectores, espero que os haya gustado este post de hoy. Os dejo como siempre que escribo sobre alguien, el enlace a su web donde podéis ver más detalles sobre precios, ofertas, celebraciones, etc.

Deciros que no conozco personalmente a Alejandro, justo nos cruzamos el día que fuí: yo entraba al hotel y él salía de comer. Pero puede estar tranquilo porque la gente que allí trabaja es encantadora y siempre he pensado que cuando la gente es así trabajando, es porque tiene un buen jefe que inyecta ese espíritu, así que estoy convencida de que él debe ser un estupendo jefe.

Os copio la despedida de uno de los mails que me mandó Inés “Espero verte pronto, ya sabes que esta es tu casa. Un abrazo” ¡¡¡¡qué mona, por favor!!! mil millones de gracias Inés por toda tu amabilidad y paciencia, ha sido un placer enorme haberte conocido y no dudes, que con tu atención me he sentido como en mi casa…¡¡¡feliz y muy a gusto!!! como me veis en esta foto. Os deseo un feliz día, siempre sonriente!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *