DECORAR CON EL MUEBLE «SINGER»

Sí, mueble «Singer» así lo he llamado…. Se creó la primera máquina de coser, se creó el mueble para usarla y ahora despues de muchos años, ese mueble se usa en decoración y queda chulísimo. Si queréis verlo, no dejéis de leer este post.

Primero vamos con un poco de historia…ya sabéis que el saber no ocupa lugar…

En 1811 Isaac Merrit Singer nace en Schaghiticoke, en el estado de Nueva York. Con sólo 39 años empieza a darle vueltas a un modelo de máquina de coser que había construido Orson C. Phelps en Boston pero que no era demasiado funcional, porque el movimiento circular de la lanzadera provocaba que el hilo se rompiera en cada rotación. Isaac Merrit Singer, tras examinar la máquina, observa: «en lugar de hacer que la lanzadera siga un movimiento circular, yo la haría moverse hacia adelante y hacia atrás en línea recta.  En lugar de la barra para agujas que empuja horizontalmente una aguja curva, yo usaría una aguja recta y la haría trabajar en vertical, subiendo y bajando». Y así fue como de 11 días de trabajo y un costo de cuarenta dólares, Singer terminó su invención en 1851:  la primera máquina de coser propiamente dicha. El modelo tenía una aguja recta y una lanzadera transversal, un brazo en suspensión, un plano de apoyo del cabezal, un pie que sujeta el tejido evitando que sea arrastrado hacia arriba de la aguja y una rueda áspera para el avance de la tela.  También es de Singer la idea de utilizar un pedal de pie similar al de una rueca manual porque todas las máquinas anteriores generaban la fuerza manualmente , con el uso de una manivela.

Visto en SINGER

A partir de su creación y correspondiente patente, todo ha sido un crecer y crecer de esta compañía de la que se dice que fue realmente la primera empresa multinacional que se creó. Fabricaban en Nueva York y rápidamente se fueron expandiendo por el resto del mundo. Como dato curioso os cuento que en 1853, se propone por primera vez, el «alquiler con opción a compra», es decir compra con una señal y pagos aplazados. En aquellos tiempos, es una solución que permite adquirir una máquina de coser Singer a quien no dispone de todo el capital y a la vez permite a cualquiera mejorar su propia productividad, ganar más dinero y elevar su posición social.

Más tarde en 1891, nace la máquina de coser Singer, con motor eléctrico. En 1865 muere Isaac Singer, quizás sin imaginarse que en 1913 Singer vendería ya 3 millones de máquinas por todo el mundo y desde luego, lo que quedaría por llegar hasta su 160º aniversario que fue en 2011 y que por cierto, se celebró con un modelo muy especial evocando aquella primera máquina de coser pero con un panel electrónico, que ahora os enseño, una verdadera chulada fijaros en el reflejo de la máquina … evoca a la antigua…¡¡¡es genial!!!

Visto en SINGER

Y ahora retomando el por qué de este post, es cuando igualmente pienso que el Sr.Singer tampoco se podría imaginar que los muebles que se crearon para sus máquinas de coser, ahora en 2017 se podría escribir sobre la decoración con sus muebles. He hecho una selección de usos distintos sobre ello, la verdad es que son una maravilla. Si esa máquina la tienes heredada de tu familia pues mejor, pero si no es así tampoco os preocupéis porque si tenéis el capricho de haceros con una de ellas, existen plataformas como Wallapop o Vibbo donde las he visto desde 50€.  Si os parece vamos a verlo en fotografías:

Bueno queridos lectores, pues hasta aquí os puedo contar. Es una idea que os dejo, sencilla para hacer porque sólo es comprar la base del mueble y luego ponerle algo encima es decir, vuestro toque y a la vez una idea que hace un guiño a otros tiempos y eso me encanta.

Pasad un fin de semana maravilloso, sonreid mucho y os dejo con este cartel publicitario de 1866/1867 cuando se abrió la primera fábrica fuera de EEUU, en Glasgow (Escocia)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *